By / 5th septiembre, 2017 / Eventos / No Comments

Durante la noche más corta del año, que tiene lugar la vigilia del 23 de junio, se celebra en toda Cataluña el solsticio de verano.

Coincide con el día de Sant Joan (San Juan), y pese a que su orígen primero era pagano se recuerda seguramente hoy más su significado religioso.

Actualmente es una combinación de ambas tradiciones, pagana y cirstiana: siguiendo la litúrgia cristiana, se celebra el día del santo, y la por la noche se conmemora el solsticio, y el hecho que sea la noche más corta de los doce meses.
radicionalmente, tras la cena en familia, se come la coca de Sant Joan.

Es un dulce tradicional, elaborado con fruta confitada y piñones, aunque actualmente las hay de sabores y tipos distintos.

La coca siempre va acompañada de Cava. Es un vino espumoso catalán, elaborado en el país con uva autóctona. Es ideal para acompañar postres y pescados y se sirve siempre frío.


Leave a Comment